Datos para el desarrollo: la propiedad de la tierra y el estado de los datos abiertos | Land Portal

 La propiedad de la tierra y el estado de los datos abiertos

Este artículo se publicó por primera vez en el sitio web Data for Development  (Datos para el Desarrollo) como parte de su actualización anticipada sobre el Estado de los Datos Abiertos 2ª Edición.​

 

Puntos clave

    • Los vínculos entre las comunidades de los datos abiertos y de la tierra han madurado en los últimos cuatro años junto con el reconocimiento de la centralidad de la gobernanza de la tierra para el desarrollo sostenible.
    • El análisis comparativo y la medición de los datos abiertos sobre la tierra es un área clave de progreso desde 2018, pero es necesario hacer más para perfeccionar los puntos de referencia globales, como el Barómetro Global de Datos.
    • Las iniciativas de datos abiertos deben considerar cuidadosamente sus objetivos sociales, políticos y económicos debido a las diferentes necesidades e intereses de los productores y usuarios de datos sobre la tierra.

    Introducción

    En 2018, la publicación original State of Open Data (Estado de los Datos Abiertos) proporcionó una revisión sin ambages de los primeros 10 años de datos abiertos con un capítulo dedicado al estado de los datos abiertos en la propiedad de la tierra. Recientemente pedimos a dos expertos en la materia, Charl-Thom Bayer & Laura Meggiolaro, que actualizaran ese capítulo para apoyar la 2ª Edición del Estado de los Datos Abiertos. 

    Cuatro tendencias clave han influido en la evolución de los datos abiertos sobre la tierra desde la publicación de la edición original del Estado de los Datos Abiertos. La primera es el creciente número de partes interesadas e iniciativas que se centran en los datos sobre la tierra como prioridad. Esta evolución queda patente en el número cada vez mayor de organizaciones comunitarias e indígenas que se movilizan en torno a los datos sobre la tierra y reclaman su condición de custodios de los mismos. La segunda tendencia se refiere a los avances en curso en la medición y análisis comparativo de los datos sobre la tierra, así como en el desarrollo de herramientas para desvelar y abrir los datos sobre la tierra a escala nacional y mundial en aras de una mayor transparencia. Una tercera tendencia ha visto cómo el énfasis se ha desplazado de la apertura de datos por sí misma a la comprensión de cómo el uso, el acceso y el intercambio de datos pueden crear valor y prestar servicios que promuevan la equidad y la justicia, protegiendo al mismo tiempo la privacidad, la tierra y los derechos humanos. Cada vez hay más pruebas del uso y el impacto de los datos abiertos sobre la tierra en el desarrollo social y económico. La cuarta y última tendencia es que las normas e infraestructuras de datos abiertos han seguido desarrollándose y mejorándose específicamente para el sector de los datos sobre la tierra.


    Partes interesadas e iniciativas de datos abiertos sobre la tierra

    El énfasis mundial en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ha impulsado los esfuerzos para recopilar e informar datos sobre la tierra. La presentación de informes sobre los indicadores relacionados con la tierra de los ODS ha mejorado desde 2018, con 5 de 13 indicadores que tienen tanto una metodología establecida como una recopilación regular de datos en septiembre de 2022 (frente a 3 de 12 en 2018). Los 8 indicadores restantes también están ahora establecidos, mientras que en 2018 había 6 indicadores sin metodología establecida [1].

    El efecto dominó de una mejor información sobre los indicadores relacionados con la tierra de los ODS se puede sentir en todo el sector de la tierra.  El Índice de Derechos de Propiedad (Prindex) [2] proporciona datos globales sobre la percepción de la seguridad de la tenencia en más de cien países, frente a los 33 incluidos en su lanzamiento en 2016. La Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC) sigue haciendo un seguimiento de los indicadores de gobernanza de la tierra a través de LANDEX [3], y su estrategia para 2022-2030 se centra en los datos sobre la tierra generados por las comunidades [4].Cadasta[5] proporciona herramientas digitales para ayudar a las comunidades a documentar sus derechos sobre la tierra, mientras que Land Matrix[6] sigue recopilando datos sobre transacciones de tierras. En julio de 2022, la Land Matrix albergaba datos sobre 2553 acuerdos de tierras que abarcaban más de 97 millones de hectáreas.

    A pesar de que no todos los datos recopilados pueden considerarse totalmente abiertos, tanto la comunidad vinculada a la tierra como la de los datos abiertos reconocen la importancia de abrir los datos sobre la tierra. Esto, a su vez, ha dado lugar a una mayor colaboración y a que se preste más atención conjunta a las ideas de apertura y accesibilidad. El Open Government Partnership (OGP) afirma que más de la mitad de sus miembros se han comprometido a abrir los datos sobre la tierra [7]. El Instituto de Datos Abiertos (ODI) se ha centrado en cuestiones como la inclusión, la confianza y la política de datos, así como en poner los datos al servicio de las personas [8], mientras que LANDEX cuenta con un indicador de acceso a la información. La International Federation of Surveyors (FIG), una organización de primer orden para los profesionales vinculados a la tierra, dedicó un tema a los datos abiertos sobre la tierra en su Congreso de 2022 [9].

    En 2018, los vínculos entre los datos abiertos y la administración de tierras se describieron como "relativamente nuevos" [10] en la publicación State of Open Data. Los vínculos entre los datos abiertos sobre la tierra y la administración de la tierra han madurado mucho desde entonces. A la cabeza de este desarrollo se encuentra una coalición de socios: el Land Portal [11], D4D.net a través de su Barómetro Global de Datos (GDB),[12]  y la Carta de los Datos Abiertos (ODC) [13]. Éstos han sido los principales impulsores del movimiento de datos abiertos sobre la tierra y han desarrollado un conjunto integrado de recursos para medir, describir, evaluar y apoyar la apertura de los ecosistemas de datos sobre la tierra desde la escala nacional a la mundial. 

    Reconociendo que la medición del acceso a la información es fundamental para la apertura de los datos sobre la tierra, el Land Portal e ILDA de D4D.net desarrollaron el Land Module, [14]  un índice global pionero en su género sobre datos abiertos sobre la tierra. El Land Module complementa la metodología del Land Portal en la investigación Estado de la información sobre la tierra (SOLI), que evalúa los datos abiertos sobre la tierra a nivel nacional. La ODC, que desarrolló la Metodología de Guías de Campo Open Up [15] , se asoció con el Land Portal para producir la Guía Open Up para la Gobernanza de la Tierra (OUG) [16]. Se trata de una guía práctica destinada a que los gobiernos abran más los datos sobre la tierra para mejorar la prestación de servicios, la participación ciudadana y la toma de decisiones.

     

    ¿Datos abiertos sobre la tierra para qué?

    La perspectiva de los datos sobre la tierra está pasando de centrarse principalmente en el catastro [17],[18]  (el registro oficial que muestra los detalles de la propiedad, los límites y el valor de la propiedad) a estar cada vez más arraigada en las funciones[19] y servicios de gestión de la tierra en el contexto del desarrollo sostenible. Este enfoque, en el que los datos abiertos no son el objetivo, sino más bien una herramienta habilitadora de servicios,[20] también se refleja en la investigación sobre los Productos de Datos Abiertos (ODP) [21]. Desde 2018, la Carta de los Datos Abiertos ha cambiado su enfoque estratégico de un paradigma "Abierto por defecto" a un paradigma "Publicar con un propósito"[22] p. El cambio de paradigma también se reflejó en el evento de alto nivel de la 77ª Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre "Datos con Propósito"[23] celebrado el 22 de septiembre de 2022. Se trata de un enfoque muy necesario, ya que las investigaciones sugieren que los portales de datos geoespaciales abiertos están muy infrautilizados en todo el mundo[24] y que las organizaciones públicas y privadas que invierten en datos abiertos lo hacen para parecer transparentes, más que para crearlos o añadirles valor[25].  Añadir valor a los datos abiertos y centrarse en los servicios de datos es un medio de estimular la innovación y aumentar la aceptación de los datos, al tiempo que se reducen las barreras para que un público más amplio acceda a la revolución de los datos y se beneficie de ella.

     

    ¿Los datos de quién?

    Con la continua atención y evolución de los datos abiertos en el sector de la tierra, se han renovado viejas tensiones y están surgiendo otras nuevas. Cada vez más, la dinámica de poder de los datos y la dinámica de poder histórica en torno a la tierra están renovando el énfasis en la privacidad de los datos, la equidad de los datos, la ética de los datos y la soberanía de los datos. El movimiento de datos abiertos debe conciliar las tensiones inherentes a estas cuestiones con el objetivo de aumentar la apertura y la transparencia, pero, al mismo tiempo, hacer que los datos sean útiles para fines específicos que atiendan a las necesidades de los más vulnerables. Especialmente en el Sur Global, importantes contribuciones a los datos abiertos proceden de la comunidad y de iniciativas no gubernamentales, en parte impulsadas por cuestiones de género, equidad, justicia y la necesidad de proteger los derechos y recursos frente a actores depredadores y explotadores. La Soberanía de los Datos Indígenas no sólo se refiere a estas cuestiones, sino también a las relaciones de poder, tanto históricas como contemporáneas[26], y desafía el discurso convencional sobre los datos abiertos sobre la tierra que quiere que los datos sean abiertos por defecto [27][28]. Entre las iniciativas de seguimiento de datos sobre los derechos de los pueblos se encuentran la Alianza Global de Comunidades Territoriales, GATC [29], la Iniciativa de Derechos y Recursos [30] y LandMark[31].

    La Open Government Partnership y Transparencia Internacional también se han asociado con ILDA en el Barómetro Global de Datos para crear un módulo de Integridad Política [32] para defender y promover la transparencia y la rendición de cuentas, que también incluye un enfoque sobre la tierra. El deseo de alcanzar los ODS impulsa en parte la creciente presión  [33] para recopilar y comunicar datos sobre la tierra. Sin embargo, preocupa [34] que el uso de macrodatos y tecnologías de recopilación de datos sin precedentes pueda tener consecuencias imprevistas [35] , como medidas de protección inadecuadas para garantizar la privacidad, la equidad y la justicia [36].

     

    Uso e impacto

    Los investigadores siguen documentando la importancia, el uso y el impacto de los datos abiertos sobre la tierra y los macrodatos en una amplia variedad de aplicaciones y entornos [37]. Estos van desde la mejora de los resultados de la cartografía de la ocupación y el uso de la tierra mediante datos abiertos [38], [39], [40], [41] hasta el desarrollo de indicadores de diseño urbano y transporte [42]. Diversos grupos de investigadores también están utilizando datos abiertos de sitios web de propiedades y alquileres y aplicaciones de cartografía móvil para analizar los mercados de tierras [43], mientras que los investigadores[44], junto con las comunidades, están utilizando OpenStreetMap para cartografiar los asentamientos informales e introducir datos en los sistemas nacionales.

    En 2019, una revisión sistemática sobre la adopción de tecnologías emergentes (blockchain, análisis de macrodatos e inteligencia artificial) en el ámbito de la administración de tierras reveló que la adopción se produjo en gran medida a nivel de "prueba de concepto, demostrador o piloto"[45]. Esta situación no ha cambiado significativamente, como demuestran los trabajos en curso sobre tecnologías emergentes en 2022 [46],[47],[48] mientras que solo se han identificado unos pocos casos de adopción satisfactoria de la tecnología blockchain [49],[50]. Los avances en inteligencia artificial y teledetección han hecho que aumente la aplicación de métodos de IA en el cambio de la cubierta terrestre [51] y la producción agrícola [52]. A pesar del potencial de los sistemas de datos abiertos y de la IA para contribuir al desarrollo socioeconómico, los sistemas de IA funcionan mejor con grandes cantidades de datos (abiertos), lo que sigue siendo un factor limitante en el sector de la tierra.Estas tecnologías emergentes tienen que lidiar cada vez más con las cuestiones de larga data de la ética, el poder, la política, las finanzas y las personas en la gestión de la tierra y los datos.

     

    Infraestructura, normas y modelos de datos

    Se sigue trabajando en el desarrollo de infraestructuras de datos, normas y modelos para mejorar la interoperabilidad semántica y hacer que los datos sobre la tierra sean más accesibles [53],[54],[55]. Para mejorar la gobernanza de la tierra, sigue siendo fundamental mejorar la eficiencia a la hora de compartir datos e información sobre la tierra [56]. Los vocabularios semánticos para vincular en línea diferentes fuentes de información sobre la tierra están haciendo que el ecosistema de la información sobre la tierra sea más accesible y democrático. En 2020, LANDVoc [57] se convirtió en un subesquema independiente dentro de AGROVOC [58], el tesauro multilingüe de datos abiertos enlazados de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. El Tesauro Catastral y de la Administración del Territorio (CaLAThe)[59]  se revisó en 2019 y 2021 para que sirviera de plataforma mediadora para alinear las normas y apoyar la interoperabilidad de los datos[60] entre varias normas, como la Norma del Modelo Conceptual de la Tierra y las Infraestructuras (LandInfra) [61] y el Modelo del Dominio de la Administración de la Tierra (LADM)  [62] del Consorcio Geoespacial Abierto.  El LADM [63] proporciona un modelo de datos y un vocabulario global estandarizado para la administración de la tierra con el fin de facilitar el intercambio de datos sobre la administración de la tierra. El UN-GGIM publicó su Marco Estadístico Geoespacial Global [64] en 2019 para permitir "el intercambio de datos a través de la interoperabilidad de la información geoespacial y estadística" y gestionar los riesgos de divulgación y privacidad.

     

    Conclusión

    Analizando el desarrollo de los últimos cinco años, los cambios en la recopilación y el uso de datos abiertos sobre la tierra han sido evolutivos, más que revolucionarios. De cara al futuro, hay varios retos clave que deben abordarse. En primer lugar, tenemos que mejorar la capacidad de los custodios locales de datos para gestionar sus datos. Es necesario seguir desarrollando las capacidades en materia de gestión de datos, estándares, metadatos y vocabularios semánticos para crear un entorno que permita mejorar los ecosistemas de datos abiertos y la gobernanza local de los datos. Esto también significa reconocer la diversidad de las necesidades de datos sobre la tierra entre los diferentes niveles de autoridad de gobernanza de la tierra (aldea, municipal, regional, nacional, consuetudinario, privado y comunitario). Se necesitará una serie de marcos políticos para garantizar la colaboración en la recopilación, el mantenimiento, la normalización y la actualización de los datos. Tendrán que abordar las preocupaciones sobre privacidad, equidad, confianza y autoridad. En última instancia, la mejora de las capacidades locales, la atención a las diversas necesidades de datos sobre la tierra y el diseño de políticas de apoyo permitirán a los grupos marginados beneficiarse de las iniciativas de datos abiertos.

    El segundo reto importante es crear valor en las iniciativas de datos abiertos sobre la tierra para todas las partes interesadas. Esto significa que el proceso de apertura de datos debe integrarse en las funciones de gestión de la tierra y crear valor para los gobiernos que son los principales custodios de los datos sobre la tierra, pero también para las comunidades y las partes interesadas del sector privado. Además, los servicios gubernamentales de valor añadido pueden construirse sobre los sistemas de datos abiertos sobre la tierra para crear servicios de datos a largo plazo e ingresos de los que puedan beneficiarse otros organismos y agentes. Esto puede ayudar a mejorar la sostenibilidad de las intervenciones e inversiones en datos abiertos.

    En tercer lugar, aunque se han logrado avances significativos en la creación de una mejor base de referencia y seguimiento de los niveles actuales de apertura, aún queda mucho por hacer. La medición y documentación exhaustiva de la apertura de los datos sobre la tierra a nivel nacional, así como la contribución a la línea de base global sobre la apertura de los datos sobre la tierra, es una necesidad crítica. 

    Por último, sigue siendo cierto que los datos abiertos no siempre mejoran y fundamentan la toma de decisiones  [​65]. El cuarto reto es, por tanto, apoyar las capacidades para el análisis de información compleja y la toma de decisiones, especialmente en los países en desarrollo. Esto requerirá también la integración de datos procedentes de múltiples fuentes (sectores público y privado) para un análisis avanzado. Aunque el desarrollo de iniciativas de datos abiertos puede impulsar la innovación, requerirá voluntad social y política, así como confianza entre el gobierno y la sociedad. Los ciudadanos no siempre confían en que se protejan sus intereses, y la preocupación por la falta de transparencia en el sector de la tierra alimenta aún más estos sentimientos.

     


    Los autores

    Charl-Thom Bayer es especialista en gobernanza de la tierra, administración de tierras y sistemas de información espacial. Es responsable de la gestión y promoción de la información sobre la tierra en Land Portal y un apasionado de los datos abiertos, la difusión de conocimientos y la administración de la tierra. Antes de incorporarse a Land Portal, trabajó como topógrafo, consultor y fue Jefe del Departamento de Ciencias de la Tierra y la Propiedad en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Namibia. 

    Laura Meggiolaro ha dirigido el equipo de la Fundación Land Portal durante los últimos 12 años y ha contribuido a la evolución de Land Portal, que ha pasado de ser un proyecto de las Naciones Unidas a una organización independiente dinámica y ágil con un equipo internacional de expertos en crecimiento que opera de forma 100% digital. Antes de incorporarse a la Fundación Land Portal, Laura fue responsable del lanzamiento, la coordinación y la ejecución de una serie de iniciativas de gestión de datos, información y conocimientos centradas en los derechos sobre la tierra.


    End Notes

    [1] Land Portal. 2022. SDG Land Tracker. Accessed September 2022. https://landportal.org/book/sdgs

    [2] 2022. Explore Our Data 2020. Accessed July 2022. https://www.prindex.net/data/

    [3] Global Land Governance Index. 2022. Accessed July 2022. https://www.landexglobal.org/en/

    [4]ILC. 2030 Strategy. Accessed September 2022. https://www.landcoalition.org/en/about-ilc/our-strategy/

    [5] Cadasta 2022. Accessed July 2022. https://cadasta.org/

    [6] Land Matrix. 2022. Accessed July 2022. https://landmatrix.org/

    [7] Open Government Partnership. 2022. Land Rights and Spatial Planning. Accessed July 2022. https://www.opengovpartnership.org/policy-area/land-rights-spatial-planning/

    [8] The ODI. 2021. ODI Summit 2021: DATA <> People. Accessed July 2022. https://theodi.org/article/odi-summit-2021-data-people-roundup/

    [9]FIG 2022. XXVII FIG Congress 2022. Accessed July 2022. https://www.fig.net/fig2022/theme.htm

    [10] Davies, T, and S Chattapadhyay. 2019. "Land Ownership." In The State of Open Data: Histories and Horizons, by T., Walker, S., Rubenstein, M., Perini, F. Davies. Cape Town/Ottawa: African Minds/IDRC. Accessed September 2022. https://www.idrc.ca/en/book/state-open-data-histories-and-horizons

    [11] The Land Portal Foundation. 2022. Accessed July 2022. https://landportal.org/

    [12] Global Data Barometer. 2022. Accessed July 2022.  https://globaldatabarometer.org/

    [13] Open Data Charter. 2022. Accessed July 2022. https://opendatacharter.net/

    [14]Global Data Barometer. 2022. Land. Accessed July 2022. https://globaldatabarometer.org/module/land/

    [15] Open Data Charter. 2020. Open Up Field Guide Methodology. Accessed July 2022 https://opendatacharter.net/open-up-field-guides-methodology/

    [16]The Land Portal Foundation. 2021. Open Up Guide for Land Governance. Accessed July 2022. https://landportal.org/library/resources/open-guide-land-governance-version-20-following-public-comments

    [17] Davies, T., and Chattapadhya, S. 2019. “Land Ownership.” In The State of Open Data: Histories and Horizons, by T Davies, S Walker, M Rubenstein and F Perini. Cape Town/Ottawa: African Minds/IDRC.

    [18] Open Knowledge Foundation. 2017. Global Open Data Index. Accessed July 2022. https://index.okfn.org/methodology/.

    [19] Williamson, I., Enemark, S., Wallace, J., and Rajabifard, A. 2010. Land Administration for Sustainable Development. Redlands, California: ESRI Press Academic. https://cepa.rmportal.net/Library/natural-resources/Land%20Administration%20for%20Sustainable%20Development.pdf

    [20] Bayer, C-T., and L. Meggiolaro. 2022. “Open Data for Improved Land Governance.” FIG Congress 2022. Warsaw:FIG. https://www.fig.net/resources/proceedings/fig_proceedings/fig2022/paper

    [21] Arribas-Bell, D, M Green, F Rowe, and A Singleton. 2022. "Open Data Products - A Framework for Creating Valuable Analysis Ready Data." Journal of Geographic Systems (Springer) 23: 497-514.https://link.springer.com/article/10.1007/s10109-021-00363-5

    [22] Open Data Charter 2018. Publishing with A Purpose. https://opendatacharter.net/publishing-with-purpose-odc-2018-strategy/

    [23] United Nations 2022. Data With A Purpose. Accessed September 2022. https://datawithpurpose.org/

    [24] Quarati, A.; De Martino, M.; Rosim, S. “Geospatial Open Data Usage and Metadata Quality.” ISPRS. International Journal of Geo-Information. 2021, 10, 30. https://www.mdpi.com/2220-9964/10/1/30/htm

    [25] Temiz, S, M Holgersson, J Bjorkdahl, and M Wallin. 2022. "Open Data: Lost Opportunity or Unrealized Potential?" Technovation (Elsevier) 114. https://doi.org/10.1016/j.technovation.2022.102535 

    [26] Cormack, D., Kukutai, T. (2022). Indigenous Peoples, Data, and the Coloniality of Surveillance. In: Hepp, A., Jarke, J., Kramp, L. (eds) New Perspectives in Critical Data Studies. Transforming Communications – Studies in Cross-Media Research. Palgrave Macmillan, Cham. https://doi.org/10.1007/978-3-030-96180-0_6

    [27]Walter, M, T Kukutai, S Carrol, and D Rodriguez-Lonebear. 2021. Indigenous Data Sovereignty and Policy. London & New York: Routledge. https://library.oapen.org/handle/20.500.12657/42782

    [28] Kukutai, T, and J Taylor. 2016. Indigenous Data Sovereignty: Toward and Agenda. Vol. 38. Acton: Australian National University Press. https://press-files.anu.edu.au/downloads/press/n2140/pdf/book.pdf

    [29] Global Alliance of Territorial Communities 2022. Accessed November  2022. https://globalalliancegatc.wordpress.com/

    [30] Rights and Resources Initiative 2022. RRI Tenure Tool. Accessed November 2022. http://rightssandresources.org/rri-tenure-tool/sandresources.org/rri-tenure-tool/sandresources.org/rri-tenure-tool/

    [31] LandMark 2022. LandMArk Data. Accessed November 2022. https://www.landmarkmap.org/data/

    [32] Global Data Barometer 2022. Political Integrity. Accessed September 2022. https://globaldatabarometer.org/2022/05/building-a-greater-understanding-of-political-integrity-data-infrastructures/

    [33] Global Donor Platform for Rural Development 2022. Updates SDG Land Indicators. Accessed September 2022. https://www.donorplatform.org/updates-sdg-land-indicator.html

    [34] Gurumurthy, A., & Chami, N. (2018). Data frameworks for a right to development. United Nations Research Institute for Social Development. https://www.unrisd.org/en/library/blog-posts/data-frameworks-for-a-right-to-development

    [35] Lokanathan, S., Perera-Gomez, T., & Zuhyle, S. (2017). Mapping big data solutions for the Sustainable Development Goals (Draft). IDRC Digital Library. https://idl-bnc-idrc.dspacedirect.org/handle/10625/56906

    [36]Van der Spuy, A., & Aavriti, N. (2018). Mapping research in gender and digital technology. Association for Professional Communications. https://www.apc.org/sites/default/files/IDRC_Mapping_0323_0.pdf

    [37] Zhu, Z., A. Wulder, D. Roy, C. Woodcock, M. Hansen, V. Radeloff, S. Healy, et al. 2019. “Benefits of the free and open Landsat data policy.” Remote Sensing of Environment (Elsevier) 24: 382-385.

    [38]Hermosilla, Txomin, Michael A. Wulder, Joanne White, and Nicholas C. Coops. 2022. “Land cover classification in an era of big and open data: Optimising localised implementation and training data selection to improve mapping outcomes.” Remote Sensing of Environment (Elsevier) 268. Accessed July 2022. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0034425721005009

    [39]Yin, J, J Ding, N Hamm, Z Li, J Wang, H Xing, and P Fu. 2021. "Integrating remote sensing and geospatial big data for urban land use mapping: A review." International Journal of Applied Earth Observation and Geoinformation (Science Direct) 103. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S030324342100221X

    [40] Sun, B., Y. Zhang, Q. Zhou, and X. Zhang. 2022. "Effectiveness of Semi-Supervised Learning and Multi-Source Data in Detailed Urban Land Use Mapping with a Few Labelled Samples''. Remote Sensing 14, no. 3: 648. https://doi.org/10.3390/rs14030648

    [41] Chen, B.,  B. Xu and P. Gong (2021) Mapping essential urban land use categories (EULUC) using geospatial big data: Progress, challenges, and opportunities, Big Earth Data, 5:3, 410-441. https://doi.org/10.1080/20964471.2021.1939243

    [42] Boeing, G., Higgs, C., Liu, S., Biles-Corti, B., Sallis, J., Cerin, E., Lowe, M., et al. 2022. “Using open data and open-source software to develop spatial indicators of urban design and transport features for achieving healthy and sustainable cities.” The Lancet Global Health (Elsevier) 10 (6): 907-918. Accessed July 2022 https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214109X22000729

    [43] Wei, D., H. Li, and Y. Wu. 2019. “Analysing the private rental housing market in Shanghai with open data.” Land Use Policy (Elsevier) 85: 271-284. Accessed July 2022. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0264837718305040

    [44] Mabakeng, M., J. Kohima, P Ricard, and L. Alexander. 2022. “The Emergence of Namibia OpenStreetMap Community, Supporting GIS Data Generation for Informal Settlements.” FIG Congress 2022. Warsaw: FIG. https://www.fig.net/resources/proceedings/fig_proceedings/fig2022/papers/ts09c-8-5/TS09C-8-5_mabakeng_kohima_et_al_11565.pdf

    [45]Bennet, R., Pickering, M. and Sargeant J. 2019. “Transformations, transitions, or tall tales? A global review of the uptake and impact of NoSQL, blockchain, and big data analytics on the land administration sector.” Land Use Policy. (Elsevier) 83: 435-448. Accessed July 2022. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0264837718309402

    [46] Biswas, M., Md. Niamat Ullah Akhund, T., Kaiser, M.S. (2022). DRLAS: Digital Record Keeping in Land Administration System Relying on Blockchain. In: Yang, XS., Sherratt, S., Dey, N., Joshi, A. (eds) Proceedings of Sixth International Congress on Information and Communication Technology. Lecture Notes in Networks and Systems, vol 216. Springer, Singapore. https://doi.org/10.1007/978-981-16-1781-2_83

    [47] Beznosov, A., Skvortsov, E., and Skvortsova, E. 2021. “Prospects for application of blockchain technology in land administration. IOP Conference. Series.: Earth and Environmental Science. 699 012045. Yekaterinburg City. IOP https://iopscience.iop.org/article/10.1088/1755-1315/699/1/012045/pdf

    [48] Kaiser Hughes, A. et al. 2022. Harnessing Technology to Advance Citizen-Centric Land Administration in Rwanda. African Journal on Land Policy and Geospatial Sciences, 5(2), 344-354. https://doi.org/10.48346/IMIST.PRSM/ajlp-gs.v5i2.31345

    [49] Proskurovska, A. (2022). Linking local housing and global finance: the state, land administration infrastructure and blockchain. Abstract from 2022 American Association of Geographers Annual Meeting, New York. https://liser.elsevierpure.com/fr/publications/linking-local-housing-and-global-finance-the-state-land-administr

    [50] Bennett, Rohan, Todd Miller, Mark Pickering, and Al-Karim Kara. 2021. "Hybrid Approaches for Smart Contracts in Land Administration: Lessons from Three Blockchain Proofs-of-Concept" Land 10, no. 2: 220. https://doi.org/10.3390/land10020220

    [51] Tang, W., & Bennet, D. (2020). Applications of Artificial Intelligence in the Study of Land Use and Land Cover Change. Special Issue: Sustainability, 12(11). https://www.mdpi.com/journal/sustainability/special_issues/Land_Use_and_Land_Cover_Change

    [52] Jung, J., Maeda, M., Chang, A., Bandari, M., Ashapure, A., & Landivar-Bowles, J. (2021). The potential of remote sensing and artificial intelligence as tools to improve the resilience of agriculture production systems. Current Opinion in Biotechnology, 70, 15-22. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0958166920301257?via%3Dihub 

    [53] Cagdas, V., Meggiolaro, L., & Stubkaer, E. (2021). Semantic Resources for the Geospatial Domain. FIG e-Working Week 2021: Smart Surveyors for Land and Water Management - Challenges in a New Reality. Netherlands: FIG. https://www.fig.net/resources/proceedings/fig_proceedings/fig2021/papers/ws_03.1/WS_03.1_cagdas_meggiolaro_et_al_10998.pdf

    [54] Mey, L., & Meggiolaro, L. (2020). Land Governance Lost in Translation - Exploring Semantic Technologies to Increase Discoverability of New Technologies and Data. FIG Working Week 2020: Smart Surveyors for Land and Water. Amsterdam: FIG.

    [55] Kara, A., A. Rowland, P. van Oosterom, E. Stubkjaer, V. Cagdas, E. Folmer, C. Lemmen, W. Quak, and L. Meggiolaro. 2022. “Formalisation of code lists and their values – The case of ISO 19152 Land Administration Domain Model.” 10th Land Administration Domain Model Workshop. Dubrovnik: FIG. https://doi.org/10.4233/uuid:7fcb74e1-59ea-4dfd-a46b-f74344567109

    [56] Jain, S., John, B.M. and Banerji, A. 2022. “Politics of Open Land Data: The Case of Delhi’s Land Pooling Policy.” In Measuring the City: The Power of Urban Metrics, by C. Ignaccolo, and A. Salazar-Miranda, C. Ahn. MIT Press. https://www.researchgate.net/publication/361738250_Politics_of_Open_Land_Data_The_Case_of_Delhi's_Land_Pooling_Policy-_Published_in_Vol_16_Measuring_the_City_The_Power_of_Urban_Metrics_MIT_Press

    [57] Land Portal 2022. LandVoc. Accessed July 2022. https://landvoc.org

    [58] FAO. 2022. AGROVOC. Accessed September 2022. https://www.fao.org/agrovoc/linked-data.

    [59] Cadastral Vocabulary 2022. CaLAThe. Accessed September 2022. http://cadastralvocabulary.org/

    [60] Stubkjaer, E, and V Cagdas. 2021. "Alignment of standards though semantic tools - The case of Land Administration." Land Use Policy (Science Direct) 104.https://vbn.aau.dk/en/publications/alignment-of-standards-through-semantic-tools-the-case-of-land-ad

    [61] OGC 2022. LandInfra. Accessed September 2022 https://docs.ogc.org/is/15-111r1/15-111r1.html#25

    [62] ISO 2022. ISO 19152:2012 Geographic information — Land Administration Domain Model (LADM). Accessed September 2022. https://www.iso.org/standard/51206.html

    [63] Lemmen, C., P. van Oosterom, and R. Bennet. 2015. “The Land Administration Domain Model.” Land Use Policy (Elsevier) 49: 535-545. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264837715000174

    [64] UN-GGIM. 2019. The Global Statistical Geospatial Framework. Statistics Division, Department of Economic and Social Affairs, New York: United Nations. https://ggim.un.org/meetings/GGIM-committee/9th-Session/documents/The_GSGF.pdf

    [65]Bayer, C-T. 2022. “Land Data for the Public Good.” The Global Data Barometer. June. Accessed July 2022. https://globaldatabarometer.org/2022/06/advocating-for-creative-partnerships-to-advance-open-data-systems/.

    Partagez cette page