Comunidad campesina de la finca La María –Hato Frío | Land Portal
anal porno swinger porno milf porno sex grup porno zenci porno brazzers olgun porno brazzers

Informações sobre recurso

Date of publication: 
Agosto 2014
Resource Language: 
ISBN / Resource ID: 
Caso-MRxT-19
Pages: 
14
License of the resource: 
Copyright details: 
IPDRS

La comunidad campesina de la finca La María – Hato Frío, dentro de iniciativas organizativas campesinas de los años 60, llevó a cabo tomas de tierras acaparadas por el latifundio. Como consecuencia de la presión ejercida sobre la tierra, las familias de la comunidad, luego de muchos años, fueron adjudicatarias de un predio en común y proindiviso, a partir de procesos de compras estatales de tierra

Autores e editores

Author(s), editor(s), contributor(s): 
Colectivo Agrario Abya Yala Sneither Cifuentes David Alirio Uribe Laverde
Corporate Author(s): 

¿QUIÉNES SOMOS?

Somos Colectivo Agrario Abya Yala, una organización interdisciplinar que busca contribuir a la construcción y fortalecimiento de los planes de vida de poblaciones campesinas, negras e indígenas y la reivindicación de sus derechos al territorio. Trabajamos en la búsqueda de soluciones y alternativas a los problemas agrarios y a los conflictos por la tierra y los territorios en Colombia, basados en la praxis del trabajo colectivo al servicio de nuestros pueblos, la investigación-acción y la promoción de la autonomía y la auto-gestión. 
 

Publisher(s): 

El Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS) es una iniciativa de la sociedad civil que nació en el año 2009 para promover enlaces, sinergias y acciones de desarrollo rural de base campesina indígena en la región sudamericana.

El IPDRS ejecuta proyectos, realiza consultorías y evaluaciones y gestiona servicios de fortalecimiento de capacidades de desarrollo rural en Sudamérica a través de las líneas de: INVESTIGACIÓN-ACCIÓN, COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO e INTERAPRENDIZAJE.

Provedor de dados

Tradicionalmente el desarrollo rural remite a conceptos como pobreza, expulsión, insatisfacción de necesidades, marginamiento, desnutrición, inviabilidad, insostenibilidad, etc. Es preciso reconocer que esta lectura se ha convertido en un discurso reiterativo y rígido que funcionaliza al desarrollo rural a un tipo de política pública que subestima y relega la vida en el campo.

El Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio nace en reacción a estos enfoques y prácticas, proponiendo una renovada mirada de lo rural.

Compartilhe esta página